¿Estamos dibujando un suelo o una consolidación previa a nuevas caídas?

ibex-35-grafico-diario-03-junio-2010santander-grafico-diario-03-junio-2010Sí, ya lo sé, a la gente no le interesa que le digan si las bolsas son alcistas o bajistas. Lo que los lectores quieren saber, principalmente, es qué comprar o vender y a qué precio. Exponer ideas sobre la tendencia de los mercados no está valorado, por más que la premisa necesaria para hacer un buen trading pase por no discutir demasiado con la tendencia instaruada.

Me preguntan mucho, en público y en privado, acerca de qué valores comprar en el mercado español, con un mínimo de garantías de éxito en la operación. Podría ser conciso y contestar que el mercado español hace meses que no es propicio para las compras, menos aún en un momento, como el actual, en el que los demás mercados, los que han sido alcistas cuando nosotros seguíamos nuestro particular camino a la baja, también andan sumidos en un escenario correctivo.

Podría, por contra, esforzarme e intentar discernir algún valor cuyas series, más que apuntar maneras claramente alcistas, al menos no presenten un deterioro demasiado evidente. Y lo hemos hecho. Iberia, Inditex, Prosegur, Ebro Puleva, Duro Felguera o Viscofán ya han sido “recomendadas” en el sentido indicado.

¿Es momento de comprar? ¿Está el mercado nacional haciendo un suelo? El primer euro siempre lo gana otro, o lo que es lo mismo, el primero en ver el suelo con claridad siempre será otro más listo que nosotros. Yo, al menos, soy incapaz de discernir a día de hoy si esa lateralidad que describen en la última quincena nuestro mercado y sus valores directores es el inicio de un suelo o una simple pauta de consolidación previa a nuevas caídas.

Incluso, si mucho me apuran, como charlista convencido, tendría que apostar por la continuidad de la tendencia previa como premisa más plausible, marcando en mi hoja de ruta como evento más probable la pérdida de los 8.900 puntos del Ibex en cierres en un futuro cercano.

Si la premisa no se cumple y el índice remonta y deja atrás resistencias relevantes, no me temblará el pulso a la hora de cambiar de opinión y acomodar mi operativa con decisión al nuevo escenario.

No tengo una bola de cristal, no creo que haya que comprar porque algo está “barato” y sé que la bolsa siemprealcista y la ganancia segura en el largo plazo son simplemente  mitos nacidos tras el gran movimiento alcista iniciado en los 80 y culminado en el año 2.000.

Decir que aún no es momento de comprar no resultará tan atractivo como decir qué se debe comprar, pero, además de ser lo único que ahora se puede aconsejar con honestidad, seguramente también reportará algún beneficio a nuestra cuenta de valores. Y es que no perder también es ganar.

Publicidad